Log in

El Comité de Árbitros considera que no es sancionable la mano de Felipe

  • Escrito por IUSPORT
  • Publicado en Deportes

El estamento arbitral no considera voluntariedad en el jugador del Atlético de Madrid. La IFAB además acaba de aclarar el pasado viernes que sólo se puede considerar en los casos donde el brazo o el cuerpo es anormalmente grande. Y no es justificable por el movimiento corporal. El protocolo VAR actuó perfectamente siendo el árbitro de campo quien tiene la última palabra. El CTA tipifica este tipo de situaciones dentro de las manos que no son sancionables

Si bien sigue habiendo mucha polémica acerca de si era o no penalti ayer en el Estadio Metropolitano, conviene tomar como base la aclaración que hace apenas tres días realizaba la propia International Board (IFAB), respecto al uso de las mismas.

Y en la circular emitida el 5 de marzo por el organismo dependiente de la FIFA y máximo responsable de las Reglas de Juego, la acción del central rojiblanco no puede ser considerada como tal.

La propia IFAB dejó claro en su escrito los supuestos donde no hay duda que se comete infracción con las manos:

Primero cuando toca deliberadamente el balón con la mano / brazo, por ejemplo, moviendo la mano o el brazo hacia el balón.

Segundo, y es aquí donde radica la explicación, cuando cuando toca el balón con la mano y brazo cuando ha hecho que su cuerpo sea anormalmente más grande.

Este podría ser el supuesto aplicable a la jugada sucedida en el Estadio Metropolitano. Pero resulta que la IFAB aclara aún más esta situación especificando cuando el cuerpo es anormalmente más grande. Y dice textualmente: "Se considera que un jugador ha hecho su cuerpo anormalmente más grande cuando la posición de su mano o del brazo no es consecuencia de, o justificable por, el movimiento corporal del jugador para esa situación específica. Al tener su mano o brazo en tal posición, el jugador corre el riesgo de que su mano o brazo sea golpeado por la pelota y sea penalizado".

Parece claro que el posicionamiento del brazo de Felipe es como consecuencia del salto y del movimiento corporal del jugador; lo que justifica que no sea sancionable como penalti.

Circular del CTA de esta misma temporada

Una tesis que respalda el estamento arbitral español presidido por Velasco Carballo y que está además tipificado en la circular publicada esta misma temporada dentro de las acciones que no deben ser consideradas como manos. Se trata del tercero de los cuatro supuestos expuestos en la misma.

Así, de acuerdo con el mismo escrito, no se considerará infracción si el balón toca la mano o el brazo:

1.- si proviene directamente de la cabeza o el cuerpo, donde se incluye también el pie, del propio jugador; el jugador JUEGA el balón intencionadamente y le golpea a su propio brazo o la mano.

2.- si proviene directamente de la cabeza o el cuerpo, incluido el pie, de otro jugador; balón que llega inesperadamente de rebote, siempre y cuando no esté en posición antinatural ocupando un espacio.

3.- si la mano o el brazo están cerca del cuerpo y no se encuentran en una posición antinatural con la que se consiga ocupar más espacio.

4.- si el jugador cae y la mano o el brazo quedan entre el cuerpo y el punto de apoyo en el suelo, pero no alejadas del cuerpo hacia un lado o en vertical

Atendiendo a la aclaración de la IFAB, el caso del central brasileño del Atlético de Madrid estaría dentro del tercer supuesto de la circular federativa

Aplicación perfecta del protocolo VAR

Conviene destacar además la perfecta aplicación del protocolo de FIFA de VAR que es además ejecutable en nuestro país. Como recoge la misma circular: "El árbitro debe arbitrar como si no existiera el VAR y tomar las decisiones en base a su juicio en el terreno de juego. Una vez ocurrido cualquier incidente revisable, el VAR chequeará la acción e intervendrá sólo en caso de error claro, obvio y manifiesto. Por último, el árbitro tomará la decisión final"

Para luego además incidir en las acciones de mano dentro del área, luego posible penalti como la de ayer, y que están dentro de las revisables desde el monitor. "El árbitro, una vez advertido por el VAR de un posible error claro y manifiesto, ira a ver personalmente la acción en el monitor del terreno de juego, en toda situación subjetiva o interpretable".

Y esto es lo que sucedió ayer en el Estadio Metropolitano. El colegiado Hernández Hernández, acude al monitor ante el aviso por parte del árbitro de VAR, González González, de la existencia de un posible error claro y obvio. El internacional canario entiende que no es así tras revisar la acción y es quien tiene la última decisión. Como así hizo no considerando punible la jugada.

Modificado por última vez enMartes, 09 Marzo 2021 06:30