Log in

Fútbol: Cuatro minutos fatídicos condenan al Viera frente al Cádiz B

Tras una primera parte conservadora pero controlada en ambas áreas, el filial amarillo terminó inclinando la balanza en la reanudación, merced a dos goles del capitán Javi Pérez y a una sorpresiva expulsión de Kevin Pérez que hipotecó las opciones rojinegras en el penúltimo asalto hacia el sueño del ascenso

La mayor pegada del Cádiz desde segunda línea terminó diluyendo el sueño de un Unión Viera que, tras perder 0-2 en casa, solo le queda invocar a la épica para conseguir un ascenso a Segunda B que se ha puesto muy cuesta arriba.

Y es que los dos goles del Javi Pérez en los primeros cuatro minutos de la segunda parte, conjugado con la expulsión de Kevin Pérez, se convirtieron en una más que pesada losa para el club capitalino, que intentó reaccionar, aunque con más víscera que acierto.

En una primera parte de enorme respeto y mucho centrocampismo, el Cádiz intentó acaparar la pelota, aunque territorialmente se encontraba con un Viera que se sacaba de la manga un fútbol vertical de gran riesgo para los pupilos de Juanma Pavón.

Tras el disparo de Jordi Tur en el minuto 5, que se fue por encima del larguero, las mejores ocasiones fueron a parar en la portería gaditana, primero con un córner botado por Xiraxi y después con una internada de Julio que no pudo ver puerta.

Sin embargo, un error defensivo de los rojinegros a punto estuvo de aprovecharlo el grancanario Seth Vega para firmar el tanto visitante, si bien su disparo cruzado terminó marchándose por la izquierda de la portería defendida por Guanche.

A partir de ahí, las líneas rojas se intensificaron. Se apagó el ritmo pese a que el calor comenzó a remitir en el recinto de La Ballena, que ofrecía un entrada espléndida –más de 1.500 personas en las gradas-.

Sin embargo, nada más producirse la reanudación, el Cádiz entró en un minuto de locura que dejó KO a la escuadra grancanaria. Ya en el 46’, Javi Pérez firmó un remate cruzado de primeras desde la derecha tras centro de Jordi Tur al que nada pudo hacer el meta local (0-1).

Tres minutos después, el Viera se vio ya hipotecado con la segunda amarilla de Kevin Pérez, quedando la pizarra de Jero Santana con 10 hombres en el campo. Y unos segundos a continuación, Javi Pérez volvió a perforar la portería isleña, con un trallazo de falta desde la frontal que supuso todo un cortocircuito (0-2, min. 50).

Ante este nuevo panorama, el técnico rojinegro agilizó los cambios y dio entrada a Derek y Dani Herrera, aunque el conjunto andaluz pudo sellar la contienda con otro misil, esta vez ejecutado por Moisés que casi se cuela por alto.

Una oportunidad fabricada de Ramón y ejecutado por Kevin Mendoza desde la frontal pudo convertirse en el bálsamo que necesitaba el Viera en el minuto 70, pero el balón se marchó lamiendo la portería. Con ello, despertó el equipo y la afición, aún anestesiada por el jarro de agua fría otorgado por el filial amarillo.

Los de Schamann comenzaron a acaparar la pelota, aunque más por necesidad que por méritos, ya que con el 0-2 en el marcador, el Cádiz B trató de contemporizar el juego ante la ansiedad local.

No había fisuras en el entramado visitante. Los ataques vieristas morían en la solvencia física de Saturday e Iván, mientras Braganza y Moisés se convertían en auténticos puñales en sus respectivas acometidas en vanguardia.

Además, la medular no tuvo la gasolina suficiente para construir el juego asociativo del que se había hecho gala en encuentros precedentes. El centrocampista Julio Báez se la veía y se la deseaba en ataque para percutir como catalizador ofensivo, mientras que Sergio González buscaba a través de su pegada solventar el vacío de un agotado Choco Ortega, que esta vez no pudo destilar su olfato goleador.

El objetivo pasaba de chino a arameo. La ecuación no aparecía por ningún lado y ya en arreones anárquicos conseguía el club de Ciudad Alta asomarse a la trinchera de una superpoblada zaga gaditana. No en vano, el equipo cincelado por Juanma Pavón había sido campeón de su grupo de Tercera recibiendo apenas 18 goles en 42 jornadas ligueras. Ni siquiera en las dos eliminatorias anteriores habían perforado su portería, lo que complicada aún más la misión del Viera.

Con el paso de los minutos, la inercia fue poco a poco enterrando a los locales frente a un rival que se movió como pez en el agua. Al final, un resultado más que complicado para un Unión Viera al que solo le queda apelar a la épica en tierras andaluzas.

FICHA TÉCNICA:

0. CF Unión Viera: Guanche; Kevin Pérez, Mario Santana, Ramón, Elvis, Joel, Choco Ortega (Sergio González, min. 71), Xiraxi (Dani Herrera, min. 53), Barrios (Derek, min. 51), Julio y Kevin Mendoza.- Entrenador: Jero Santana.

2. Cádiz CF B: Cristian, Iván, Braganza, Saturday, Moisés, David, Javi Pérez, Duarte, Seth (Chapela, min. 54), Jordi Tur (Sergio, min. 73) y Javi Navarro (Javi Moreno, min. 82).- Entrenador: Juanma Pavón.

Goles: 0-1, min. 46: Javi Pérez; 0-2, min 50: Javi Pérez, de falta.

Árbitro: Luis Alonso Campos (Comité Madrileño). Asistido por María Amaro Rodríguez y Víctor de Mingo Collados. Expulsaron al local Kevin Pérez por doble amarilla (24’ y 49’). Además, vieron la amarilla el vierista Ramón y el cadista Seth.

Incidencias: Encuentro de ida de la Final de la Fase de Ascenso a Segunda B, disputado en el Alfonso Silva ante más de un millar de espectadores. Tarde calurosa y nublada en el recinto del Barranco La Ballena.

SANTANA: “La eliminatoria no está resuelta aún”

Para el técnico vierista, Jero Santana, la eliminatoria “no está resuelta aún”, pese al 0-2 cosechado ante el Cádiz en el santuario rojinegro, si bien reconoció que “hay que recuperar física y mentalmente a la plantilla, que han hecho un esfuerzo enorme durante toda la temporada”.

A su juicio, “tuvimos una primera parte igualada, donde el rival tomó la iniciativa, pero el inicio de la segunda parte es la que marca el partido. Encima con un hombre menos, el partido fue después un descontrol que favoreció a ellos. Al final se sacó la garra, pero ya no hubo tiempo”, aseveró el estratega vierista, quien se mostró “muy orgulloso” de su plantilla.

“A estas alturas de la temporada, con el cansancio acumulado, jugar 40 minutos con un hombre menos es una losa muy dura. Algunos futbolistas, por problemas físicos, casi ni han podido entrenar esta semana”, aseveró.

Aun así, subrayó que la escuadra grancanario disfrutó de “algunas oportunidades de Kevin Mendoza y Herrera” pese a todos los contratiempos. “Aunque está complicado, todavía tenemos alguna opción. No iremos a Cádiz de vacaciones, eso que quede claro”.

Pavón: “No les hemos dado facilidades”

Por su parte, el entrenador del Cádiz B, Juanma Pavón, consideró que el partido “no fue nada fácil pese al resultado, porque sabíamos de la calidad de los jugadores ofensivos del Viera”.

En su opinión, la clave ha estado en la ausencia de “fisuras” en ambas áreas. “Hemos trabajado muy bien en bloque; no hemos dado facilidades al rival para exhibir lo que tiene. Habíamos estudiado muy bien partidos anteriores del Viera, hasta tal punto que a futbolistas como Kevin Mendoza, Dani Herrera, Choco o incluso Barrios, que llevaba tiempo sin jugar por la lesión, no les hemos dado opciones”.

Por otro lado, el estratega amarillo recalcó que, en el segundo tiempo, “hablamos con los jugadores de la necesidad de buscar el gol. Ese primer tanto nos ha facilitado las cosas. Tras el segundo buscamos más, pero incluso pudimos recibir en contra alguno, así que creo que el resultado, al fin y al cabo, fue justo”.

En cualquier caso, Pavón opta por reducir la euforia: “No me gustaría decir que está muy favorable, ya que en otros partidos hemos flaqueado. Cada encuentro es un mundo. Nos lo tomaremos como un duelo abierto, para madurarlo y buscar la victoria”, concluyó.

1 Viera-Cadiz 16

Gran Canaria