Log in

Del Principio 1 Hombre 1 Voto, al fraude de la Ley Electoral Canaria

  • Escrito por José Antonio Cabrera. ASSOPRESS
  • Publicado en Sociedad

La ley que regula las elecciones autonómicas en Canarias, como es el caso de casi cualquier proceso electoral en países democráticos de nuestro entorno, se rige por un sistema de proporcionalidad que persigue equilibrar posibles diferencias demográficas, territoriales y sociales entre otras en la población para, al menos en teoría, garantizar una representación política justa.

Sin embargo, en el caso de Canarias nuestro sistema roza el esperpento. Pequeñas formaciones insularistas consiguen, como es el caso de la Asociación Socialista de la Gomera (ASG), tres diputados en el Parlamento Regional Canario con solo 6.000 votos obtenidos en exclusiva en su pequeña circunscripción insular, mientras VOX, multiplicando por más de cuatro esa cifra, no obtiene representación alguna y otras formaciones como Ciudadanos, Podemos o Nueva Canarias obtienen el mismo o similar número de diputados habiendo multiplicado por 10 el número de votos.

El actual sistema electoral, que emana de la formación de la autonomía a principios de los años 80, pretendía, sobre el papel, compensar las desventajas económicas y sociales derivadas de la consabida dispersión del territorio canario, para los ciudadanos españoles residentes en las llamadas islas menores.

Básicamente, el sistema consiste en la triple paridad que supuestamente garantiza la igualdad entre los ciudadanos de todas las islas: mismo número de diputados entre una provincia y otra, mismo número de diputados entre las dos islas capitalinas y mismo número diputados entre las islas menores y las mayores, independientemente del número de habitantes y consiguiendo, como datos principales, que el 20% de la población (la que reside en las islas no capitalinas) ostente el 80% de la representación principal, dejando el 20% de la representación para el 80% de la población que, no solo es mayoría demográfica aplastante sino que, además, es el motor económico, social y de aportación de impuestos a las arcas de la autonomía.

Es fácil de entender, por tanto, que este sistema solo ha servido para profundizar en esas desigualdades y ser una herramienta al servicio del poder personal y feudal de los señores caciques de nuestras islas menores, que han subyugado y convertido en dependientes a la mayor parte de la población. Además de lograr que la política regional esté totalmente condicionada a sus propios intereses.

Con el nuevo Estatuto se realizó una pequeña reforma que sirvió para aumentar el número de diputados. El resultado no ha tenido una representación más equitativa y además aumenta el coste de la autonomía creando nuevos empleos para personas que, fuera de este ámbito, tendrían serias dificultades para hacerlo.

El nuevo Estatuto de Canarias, aprobado este mismo año 2019, encomienda al Parlamento de Canarias elegido en mayo de este mismo año, a elaborar una nueva Ley Electoral Canaria en el plazo de tres años tras la constitución del Parlamento. Se presenta así una oportunidad única para democratizar en profundidad la vida política en Canarias y VOX, como principal partido político en la oposición extraparlamentaria, se marca como objetivo impulsar una nueva Ley justa, democrática y representativa de la realidad social y política de nuestras islas.

Por ello, VOX Las Palmas, organiza esta Conferencia, el próximo martes 24 de septiembre a las 18:00 horas en la sede del Club La Provincia (Calle León y Castillo, 39) como inicio de un plan de trabajo, al que invitan a todos los agentes sociales y políticos comprometidos con la igualdad real a sumarse.

El ponente principal del acto será Gerardo Pérez Sánchez, Doctor en Derecho, Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de La Laguna. Abogado, Escritor y Miembro de la Comisión Parlamentaria de Redacción del Estatuto de Canarias 2019.

Gran Canaria